SALUD
PREVENTIVA OCULAR

Mejor prevenir que curar

Como es bien sabido por todos y porque ya lo hemos comentado más veces en este blog, la mejor medicina es la prevención. Y es que a menudo se tiende a acudir al médico sólo cuando ya se tienen los primeros síntomas de que la visión está empeorando. Según los especialistas existen aproximadamente 180 millones de personas a nivel mundial que sufren problemas en la vista. La Organización Mundial de la Salud estipula que en torno a un 75% de estos casos podían haber sido prevenidos. Después de esto ¿no crees que merece la pena dedicar unos minutos al día a cuidar de esos órganos tan fundamentales para nuestra vida?.Resulta muy fácil seguir unas pequeñas pautas que harán que tu salud ocular mejore y prevenga posibles problemas futuros.

Así el primer consejo, y el que no nos cansaremos de decir, es acudir al oftalmólogo para una revisión ocular. En este exámen se puede descubrir posibles alteraciones visuales que se tengan y de las que todavía no eres consciente. Es recomendable acudir una vez al año.

En el caso de los niños es fundamental este tipo de exámenes ya que una de las primeras causas de fracaso escolar está relacionadad con los problemas de visión.

Y conforme van pasando los años hay que prestar más atención a los ojos ya que en torno a los 40 años empiezan a aparecer los primeros síntomas de vista cansada o pérdida de visión de cerca.

Es fundamental tener unos rituales de higiene tanto si se usan lentillas como si no. El limpiarse frecuentemente las manos para evitar llevar gérmenes a los ojos, compartir maquillaje o cosméticos de contacto ocular ya que son una vía muy amplia para recibir infecciones o el usar un líquido adecuado para limpiar las lentillas son algunas de las recomendaciones más básicas que harán mantener al margen posibles infecciones.

Elegir unas gafas de sol adecuadas y no dejarte llevar sólo por la estética es fundamental. Deben tener un filtro adecuado a tu actividad diaria así como una homologación por parte de la UE.

Al igual que inviertes tiempo en elegir las mejores zapatillas o ropa para practicar un deporte, dedica tiempo para escoger qué gafas son las que mejor se adaptan a tu actividad deportiva.

Hacer ejercicios oculares para fortalecer los músculos de los ojos así como hacer ejercicios de relajación para que “desconecten” de la presión a la que se ven sometida todos los días.

En contra de lo que puedas pensar una buena alimentación llena de vitaminas A,B y C ayudará a que tus ojos se encuentren en plena forma y evitarás la formación de enfermedades como cataratas o degeneración de la mácula.

Y es que hay que cambiar ya el concepto ese de “si veo bien es que tengo mis ojos perfectos”. Nada más lejos de la realidad. Muchas veces no se notan los síntomas de tener una enfermedad hasta que ya es demasiado tarde. Así que empieza a responsabilizarte de tus ojos y trátalos como se merecen. No caigas en el error de preocuparte por ellos cuando ya no haya solución.

 CUIDAMOS DE TUS OJOS EN EL PRESENTE PARA VER MEJOR EN EL FUTURO