Enrojecimiento y picor de ojos. Trucos para combatirlos

¿Estás sufriendo ya los efectos de la llegada de la primavera en tus ojos? La zona ocular es una de las que se ve más afectada por el impacto del polen y por la famosa conjuntivitis alérgica, que afecta ya a más del 25% de la población. Cuando aparece la alergia ocular sumada a la rinitis alérgica tu vida se convierte en una verdadera pesadilla durante esta estación del año. Si eres uno de los afectados y quieres saber cómo combatir el enrojecimiento y picor de ojos sigue leyendo.

Qué es la conjuntivitis alérgica y cuáles son sus síntomas

Se trata de una afección de tipo inflamatorio que afecta a la mucosa conjuntival y que se caracteriza por la aparición de ojos rojos, picor, quemazón, molestias a la luz (fotofobia) e incluso sensación de tener arenilla dentro de los párpados. La combinación de todas ellas deriva en unas molestias realmente incómodas que imposibilitan llevar una vida normal, sobre todo cuando se trata de salir a la calle.

La inflamación de ojos y el resto de efectos que derivan de la llamada alergia primaveral están causadas por diferentes agentes o alérgenos:

  • Polen, gramíneas, olivo, pinos, platanus, olea, cupresus, etc.
  • Ácaros del polvo doméstico.
  • Hongos aerógenos.
  • Epitelios de animales domésticos. Los más típicos son los de perro y gato, pero también pueden afectarte los de caballo, hámster, cobayas, ratones o conejos.
  • Látex, harinas…

Cuando un alérgeno entra en contacto con la persona que tiene sensibilidad, los primeros síntomas que aparecerán serán los estornudos, la congestión nasal y las molestias en los ojos, además de todos aquellos síntomas que se desencadenan como el resultado de la activación del sistema inmune, que intenta por todos los medios expulsar el alérgeno del cuerpo.

Enrojecimiento y picor de ojos, trucos para combatir

En los casos más graves, la alergia ocular puede llegar a lesionar la córnea, pero no suele ser lo habitual. Eso sí, no existe riesgo visual pero sí es una molestia frecuente y permanente en las personas con alergia estacional.

Sea como sea, los síntomas de la alergia ocular son:

  • Picazón o prurito.
  • Lagrimeo.
  • Enrojecimiento o inyección conjuntival.
  • Edema.
  • Hinchazón de párpados.

El enrojecimiento de ojos es un síntoma propio de muchas patologías diferentes así que lo más acertado es acudir al médico si no se tiene constancia de que se tenga alergia al polen, al polvo o a cualquier otro alérgeno.

Probablemente el especialmente te recetará un colirio antihistamínico para combatir la sintomatología local pero también te recomendará tomar ciertas medidas preventivas y utilizar colirios herbales con componentes calmantes y descongestivos como la hamamelis y la calendula y de forma preventiva usar un lubircante hialuronato que proporciona una perfecta humectación al ojo para mantener una hidratación completa y duradera, del estilo de nuestro producto Occulus, uno de los mejores del mercado para evitar las molestias en los ojos derivadas de las alergias primaverales.

Cómo combatir el enrojecimiento y picor de ojos

Consejos para prevenir el enrojecimiento

Algunas ideas que puedes empezar a poner en práctica con ánimo de evitar los síntomas en los ojos provocados por la alergia primaveral son:

  • Ventilar la casa en las horas con menor nivel de polinización.
  • Utilizar gafas de sol cuando salgas al exterior.
  • No exponerte demasiado tiempo a los alérgenos del polen, es decir, no pasar demasiado tiempo en el exterior.
  • Utilización de lágrimas artificiales para prevenir síntomas e incluso para reducirlos.
  • Uso de colirios para reducir las molestias.

Uso de lágrimas artificiales en niños

Las lágrimas artificiales son una combinación de agua y solución salina, cuyo objetivo es limpiar y refrescar nuestros ojos por lo que se convierte en una opción recomendada para combatir la sequedad de los ojos, que es otro de los síntomas típicos de una exposición alérgica.

Utilizándolas podrás aliviar la irritación, reducir el enrojecimiento y las molestias de los ojos. De hecho, estas gotas sirven para controlar la picazón, refrescar los ojos y reducir la necesidad de rascarse constantemente ante una alergia ocular intensa. Por eso pueden ser un buen método para reducir los síntomas de alergia en niños, pero siempre previa consulta al médico especialista.

Occulus, el colirio anti-alergias

La otra opción que combina con las lágrimas artificiales, es el colirio. Existen cientos de colirios diferentes que están indicados para reducir los síntomas de una manifestación alérgica, pero, sin duda, Occulus es uno de los mejores productos del mercado si de gotas para los ojos hablamos.

Eso sí, recuerda no aplicar lágrimas hasta que no hayan pasado 30 minutos desde que aplicaste este o cualquier otro colirio.

En definitiva, los síntomas en los ojos de una alergia primaveral son muy molestos y Occulus te ofrece la solución para calmar tus ojos en el instante y mantenerlos correctamente hidratados de forma preventiva.