EJERCICIOS
VISUALES

¿Por qué cuando se habla de ponerse en forma nunca piensas en tus ojos?

Acudir al gimnasio, salir a correr o en bici, nadar o practicar cualquier deporte, hacer rutinas de ejercicios para fortalecer las piernas, brazos o abdomen son actividades que están incluidas en tu día a día para conseguir sentirte bien físicamente y en forma pero…¿Qué pasa con tus ojos?. ¿Cuánto tiempo dedicas a la semana a ejercitar esos músculos que son tan vitales para tu día a día?. Y es que es poca la gente que sabe que existe una gimnasia ocular a través de la cual puedes fortalecer los músculos de tu ojos para así mejorar tanto su funcionamiento como su rendimiento.

A diario los ojos están sometidos a grandes esfuerzos como pasar largas jornadas delante de la pantalla del ordenador, móvil, televisión…Esto, entre otras cosas, provoca una reducción del número de parpadeos y por consiguiente una disminución del nivel de lubricación de los ojos. También debe de adaptarse continuamente a diferentes contrastes y niveles de brillo. A la larga se ha demostrado que provoca problemas de visión tales como cansancio visual, sequedad, picor de ojos…Pero es que con el paso de los años la visión se va empeorando. Por tanto es fundamental incluir en tu rutina varios ejercicios que fortalezcan tus ojos.

Los  ejercicios de los ojos son importantes porque están diseñados para fortalecer todos los músculos que componen el ojo, así como mejorar la agudeza visual y retrasará la aparición de la vista cansada entre otras cosas:

Estira el brazo teniendo un lápiz en él. Fija tu mirada en el lápiz y ve acercándotelo a la cara. Manteniendo siempre enfocado el lápiz vuelve a estirar el brazo. Este movimiento debe ser muy lento y repetirlo al menos 3 veces. Otra variable de este mismo ejercicio es realizarlos con un libro o revista. Colócatelo cerca y empieza a leer conforme lo vas alejando.

Coge una bolígrafo en cada mano y estira los brazos. Ahora ve pasando tu vista de un bolígrafo a otro alrededor de unas 10/15 veces.

Círculos: realiza movimientos circulares con los dos ojos mediante un movimiento lento. Primero para un lado y luego para el otro parpadeando entre cada una de ellas. Con este ejercicio se fortalece el músculo externo del ojo.

Cierra los ojos fuertemente durante unos 5 segundos y luego ábrelos mucho. Repítelo 5 veces.

Parpadeo con frecuencia para mejorar la lubricación de los ojos y evitar así la sequedad ocular. Lo ideal sería que parpadearas de 15 a 30 veces por minuto.

Dirige tu mirada hacia la izquierda lo máximo que puedas y luego a la derecha. Primero arriba y luego abajo. Al principio es recomendable forzar un poco la mirada aunque se nota alguna molestia.

Al igual que en cualquier otra rutina de ejercicios es importante la relajación. Ésta no solo debe de hacerse tras las rutinas de gimnasia ocular sino cuando notes que tienes los ojos cansados.

Palming: Es importante relajar la visión y para esto siéntate en una silla y apoya los codos en una mesa. Cierra los ojos y tápalos con tus manos para evitar que puedas ver algo de luz. No debes realizar ninguna presión sobre tus ojos, simplemente se trata de cerrar tus ojos y relajarlos durante 5 minutos aproximadamente. Piensa en algo relajante como una playa desierta o las vista desde una gran montañan. Con este ejercicio se combate el cansancio de los ojos, el picor y los ojos rojos.

Masajea tus ojos: cierra los ojos y date un masaje suave de manera circular ejerciendo una suave presión con la punta de tus dedos.

Realiza estos simples ejercicios de manera diaria y tendrás unos músculos oculares en forma. Intenta vencer esa pereza que surge cada vez que hay que ejercitar el cuerpo. Recuerda que la falta de tiempo no es una excusa, ya que realizarlos te llevará pocos minutos. Así que invierte en ti y en la  calidad de visión.

 CUIDAMOS DE TUS OJOS EN EL PRESENTE PARA VER MEJOR EN EL FUTURO