EnglishFrenchItalianPortugueseSpanish

El cuidado diario del ojo

By 22 septiembre, 2016 Sin categoría No Comments
consejos sobre el cuidado diario de los ojos

La importacia del cuidado diario del ojo

Los ojos son una parte del cuerpo que están activas desde el momento en el que nos despertamos de la cama, hasta que nos vamos a dormir. Los expertos alertan de que no les damos la suficiente importancia, y que solo les prestamos atención en el momento en el que tenemos algún dolo o irritación.

Sin embargo, es crucial analizarlos de forma habitual para poder evitar el riesgo de padecer infecciones, cansancio, o cuadros de enfermedades más graves.
A continuación, te hemos preparado un pequeño listado de algunos consejos que te ayudará a cuidar los ojos de forma diaria.

¿Cómo cuidar los ojos diariamente?

Limpieza

Existen muchos tratamientos perfectos para conseguir una óptima limpieza de los ojos, y estos dependerán de si presentamos algún problema.

-Por ejemplo, si estamos tratando con cuadros de vista cansada o de sequedad en la zona de los párpados, entonces el remedio está claro: podemos hacer baños oftálmicos que están compuesto a base de elementos de carácter vegetal como puede ser la caléndula.

-Si tenemos alguna lesión leven, como puede ser arena o polvo contenida en el globo ocultar, también existen algunas soluciones determinadas. Cómo cada caso ha de ser tratado de una determinada manera, deberíamos de consultar al facultativo o al farmacéutico para que nos pudiera recomendar la mejor opción en base a lo que necesitemos.

Higiene con lentillas

Si usamos lentillas, es importante analizarlas con frecuencia porque el riesgo de que se produzca una infección por falta de higiene es bastante elevado. En este caso, es crucial que se limpien de forma adecuada siempre que nos las vamos a poner o a quitar.

Entre los cuidados más habituales que debemos de llevar, está el utilizar un líquido especial. Además, deben de ser conservadas en un recipiente especial que esté libre de bacterias. En este, se ha de cambiar el líquido a diario. Una vez que se utilice, se debe de vaciar y hay que darle la vuelta para evitar que en él se pueda concentrar cualquier tipo de humedad que, con el paso del tiempo, dará lugar a hongos.

Las mujeres tienen que asegurarse de que no van a dejar ningún resto de maquillaje cerca de la zona del ojo porque podría llegar a irritarnos, sobre todo aquellas que llevamos lentillas.
Si llevas lentes de contacto, lo primero que debes de saber es que hay que cuidar nuestra higiene de forma diaria.

Protección ante la radiación solar

Los rayos UV son completamente nocivos para nuestra vista, la va desgastando poco a poco haciendo que, con el paso del tiempo, se puedan llegar a producir algunos problemas tan importantes como de quemaduras de retina, cataratas, entre otras enfermedades muy graves.

Para evitarlas, se recomienda llevar gafas oscuras, incluso aunque no estemos en verano. Por supuesto, no nos vale utilizar cualquier tipo de gafas, tienen que ser una de calidad, que realmente nos protejan de la radiación solar.

En el mercado podemos encontrar algunas de mala calidad que, en vez de protegernos, consiguen el efecto contrario, amplificar la radiación.

Distancia de los monitores

En nuestra vida diaria es imposible vivir sin televisores, sin tablets o sin ordenadores. El problema de estos aparatos es que también pueden afectarnos a la vista, y más aquellas personas que abusan de ellos, sobre todo los trabajadores que tienen que estar todo el día delante.

Por esta razón, es importante que respetemos las distancias mínimas que debe de ser, en el caso de un ordenador, de 50 centímetros. La idea es que el ojo no tenga que acomodarse tanto.
Por otra parte, recuerda que siempre has de usar esos dispositivos con luz, a poder ser, con luz natural.

Cuidado con tus ojos a medida que envejeces

Según los expertos, a partir de los 40 años hay que extremar las precauciones con nuestros ojos ya que es cuando es más fácil que se produzcan algunas enfermedades. Por ejemplo, el glaucoma se empieza a presentar a partir de esa edad.

En este caso, se deben de hacer revisiones en el oculista de manera habitual, tanto como si se detecta algún tipo de anomalía, cómo si no.

Descansa la vista adecuadamente

También existen muchos estudios en los que se evalúan que si el descanso que hacemos no es el suficiente (si no dormimos las suficientes horas), esto también podría interferir de una forma muy negativa en los ojos y, por ende, en nuestra propia vista. Por ello, se recomienda dormir entre 6 y 8 hora aproximadamente (aunque esto dependerá de cada persona en especial).

Por cada 20 minutos que estemos mirando un monitor, deberíamos de apartar la vista 20 segundos mirando al horizonte sin enfocar a nada en concreto. Este truco ayuda a que nuestro cuerpo se pueda llegar a relajar.

Aliméntate de forma adecuada

Aunque pueda parecer algo que no guarda relación, lo cierto es que seguir una buena alimentación es algo completamente imprescindible para tener nuestros ojos en las mejores condiciones.
Para el desarrollo de la vista hacen falta algunas vitaminas como la A y la C, así como minerales como el magnesio. No van a evitar la miopía, pero en la retina tenemos unas células que se alimentan precisamente de vitamina A; de esta manera, todo trabajará de la forma correcta y se evitará la posibilidad de que se produzca algún tipo de complicación.

También conviene recordar que las verduras, debido a la gran fuente vitamínica que comprenden, son una muy buena idea para cuidar los ojos.

En cuanto detectes que tienes la vista un poco cansada, puedes usar el truco de cerrar los ojos sin apretar demasiado y taparlos con tus manos de una manera muy suave. Si los sientes inflamados, un buen remedio es utilizar compresas frías.

Si sigues todos estos consejos, conseguirás cuidar tus ojos de la forma correcta, gozarás de una buena vista y, además, podrás minimizar la posibilidad de que se produzca cualquier tipo de enfermedad de cara al futuro.

Leave a Reply

Your email address will not be published.